El pasado mes de octubre empezaron las capacitaciones al profesorado, personal del ANPEE y alumnadosobre Derechos Humanos y economía de los cuidados, las cuales se iniciaron con un diagnóstico, elaborado por las personas participantes, sobre el uso del tiempo de hombres y mujeres en Bubaque, el cual fue analizado desde la perspectiva de la economía de cuidados. Los resultados fueron plasmados en carteles que han quedado colgados en la sala del Liceu y que reflejan la desigualdad de género a la hora de repartir las tareas domésticas.

A partir de este diagnóstico surgieron una serie de propuestas de actividades para llevar a cabo en la isla de Bubaque durante la quincena de los Derechos Humanos, que engloba jornadas como la del día 25 de noviembre, dedicada a la lucha contra la violencia contra las mujeres. Varias personas que participaron en la formación se organizaron para preparar piezas de teatro, actividades de sensibilización en los barrios, proyecciones de documentales, etc. Su idea es dar continuidad a la capacitación recibida y poder llevar estos conocimientos a zonas más aisladas.

                            

                            

Tras esta primera capacitación ha tenido lugar el taller conjunto de trabajo participativo para la construcción de una estrategia de respeto de la igualdad de género para el centro escolar, con especial enfoque a la economía de los cuidados y al medio ambiente. 

Tras una validación del Plan de Igualdad de Género para el Liceu Sub-Regional de Bubaque con la Dirección del Liceu y el equipo técnico de ASAD en Guinea Bissa, se ha validado dicho documento con el alumnado y la ANPEE. Las validaciones se realizaron a través de dinámicas participativas dinamizadas por miembros del centro educativo. Las personas participantes tuvieron la oportunidad de analizar las situaciones de desigualdad de género que se dan en el centro educativo y proponer soluciones y alternativas.

Aunque hay factores como la falta de paridad en el profesorado que no dependen directamente del propio centro, sino del Ministerio de Educación; los y las participantes identificaron otros factores que sí que podrían mejorar en el Liceu. Por ejemplo, utilizar un lenguaje inclusivo, analizar las causas del abandono escolar de las alumnas, prestar atención al uso y reparto de los espacios del centro por hombres y mujeres, o potenciar la participación de las alumnas en las actividades organizadas durante el curso.

Estas actividades forman parte del proyecto "Mejora de las condiciones socioeducativas del Instituto Sub-regional de Bubaque", financiado por la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID), cuyo objetivo es fortalecer las condiciones socioeducativas del Instituto de Bubaque mediante creación de infraestructuras, refuerzo de capacidades al profesorado e implicación de 1.016 personas de la comunidad educativa en la promoción de DDHH con enfoque de género.