El pasado día 5 de diciembre tuvo lugar la sexta sesión del curso "Diversidad cultural para la enseñanza" en el aula 25 de la Facultad de Trabajo Social . El curso, facilitado por la asociación Medyart, forma parte del proyecto de ASAD “FormArte: Formación de agentes educativos andaluces para la introducción de los ODS en la docencia a través de la comunicación para el cambio social financiado por la AACID (Agencia Andaluza de Cooperación para el Desarrollo), que tiene como objetivo fortalecer las capacidades de las y los agentes educativos y sociales andaluces para incorporar a la docencia los ODS utilizando herramientas de comunicación para el cambio social.

 

Durante la sesión el grupo de investigadoras y mediadoras formado por Victoria Ceondi, María Abella y Peter Cousins presentaron formas de abordar pacíficamente los conflictos. La temática  fue la cultura de paz, enfocando la sesión hacia la búsqueda y propuesta de herramientas para la gestión pacífica de los conflictos a través de técnicas específicas y la comunicación no violenta. Se trataron conceptos clave para la cultura pacifista, como la paz tratada como sujeto autónomo, siempre en construcción. El objetivo era entender el concepto de paz como algo más que la ausencia de guerra. Un ejemplo que se utilizó en repetidas ocasiones fue el proceso de paz colombiano.

La dinámica propuesta tenía como objetivo identificar la paz en los procesos de comunicación con el fin de que los participantes mejoraran su manera de transmitir, para conseguirlo se realizó una prueba con la que el grupo podía identidicar distintas emociones y sentimientos. Las participantes se organizarían en parejas que tendrían una conversación en la que posiblemente habría momentos de comunicación violenta, si esto ocurriera, el oyente desplegaría una figura de chacal, identificada con la falta de empatía en el lenguaje. Su antónimo consistía en una jirafa, que se relacionaba con la comunicación de paz y no violenta. Otro de los objetivos de la dinámica era reconocer si nuestras demandas se trataban de una necesidad o un sentimiento.

Al acercarse la hora del final de la sesión se pusieron en común las conclusiones de las distintas parejas de conversación. Mayoritariamente las reseñas fueron positivas, todas apuntaban a que esta dinámica era muy útil para reconocer cuando no usamos la comunicación de un modo correcto, debido a que en un marco de negociación necesitamos el mayor grado de empatía posible. Promover estos cambios en la manera de comunicarnos es una de las claves que se seguirán trabajando en el resto de sesiones del curso.

El proyecto FORM-ARTE: Formación de agentes educativos andaluces para la introducción de los ODS en la docencia a través de la comunicación para el cambio social pretende incrementar el conocimiento, comprensión y adhesión de la sociedad andaluza hacia el logro de los ODS a través de herramientas de comunicación para el cambio social con enfoque de género aplicadas a la enseñanza secundaria. Para ello propone el uso de herramientas de comunicación para el cambio social con enfoque de género (Audiovisual, Fotografía, Artivismo y Ciberactivismo) como metodologías participativas que son, por un lado, facilitadoras de la dinamización y potenciación del aprendizaje.